español français

Tratamientos del Agua y Depuración > Aguas Residuales > Depuradoras de aguas fisico-químicas. Depuradoras industriales. Tratamientos Fisico-químicos.

Tratamientos del agua, depuradoras, osmosis inversa, descalcificadores...Instalaciones, servicio tecnico, reparaciones, mantenimientos...Depuradoras biologicas, oxidacion total, fosas septicas, prefiltros y filtros biologicos...

Tratamiento físico-químico

Coagulación
--------------------------------------------------------

Floculación
--------------------------------------------------------

Decantación o Flotación

Depuradoras fisico-quimicas. Depuradoras industriales.

Construimos depuradoras fisico-quimicas teniendo en cuenta las necesidades de cada sector de la industria, estudiando cada caso en particular.

Nuestro equipo, que cuenta con una amplia experiencia en depuración industrial, buscará la solución más idónea, teniendo en cuenta siempre la rentabilidad y viabilidad del proyecto y diseñando un proceso de tratamiento adecuado para cada caso.

Nuestro departamento técnico le ofrecerá la mejor solución para la depuración de sus aguas residuales industriales. Aguas del Mare Nostrum le ofrece una solución global, desde el estudio y desarrollo del proyecto, diseño, fabricación e instalación. Ocupándose si lo desea de su mantenimiento, servicio técnico e incluso ofreciéndole servicios de reingeniería de mejoras para depuradoras que han quedado desfasadas a causa de nuevas actividades de la industria, etc.

depuradoras fisico-quimicas industriales Nuestros principales clientes:

• Industria Alimentaria (mataderos, lecheras, conserveras, alimentos elaborados, bodegas, etc).
• Industria Cosmética.
• Artes Gráficas.
• Sector Textil.
• Metalurgias.
• Industria Farmacéutica.
• Purines.
• Industrias Químicas.
• Reciclado de Plásticos.
• Hormigones.
• Etc.

El tratamiento físico-químico

La presencia en el agua de muchas sustancias sólidas constituye la parte más importante y aparente de la contaminación.

Debe eliminarse esta parte sólida para evitar gran número de inconvenientes, de los cuales los más importantes son la obstrucción de conducciones, abrasión de bombas, desgaste de materiales, etc, puesto que todo esto incide en los costes de explotación o de mantenimiento.

El tamaño de las partículas contaminantes presentes en el agua es muy variado.

Hay sólidos que por su tamaño pueden observarse a simple vista en el agua y dejando la suspensión en reposo, se pueden separar bien por decantación bajo la influencia de la gravedad o bien por flotación, dependiendo de las densidades relativas del sólido y del agua. También resulta fácil separarlas por filtración.

Sin embargo, hay otras partículas muy finas de naturaleza coloidal denominadas coloides que presentan una gran estabilidad en agua. Tienen un tamaño comprendido entre 0,001 y 1 µm y constituyen una parte importante de la contaminación, causa principal de la turbiedad del agua. Debido a la gran estabilidad que presentan, resulta imposible separarlas por decantación o flotación. Tampoco es posible separarlas por filtración porque pasarían a través de cualquier filtro.

La causa de esta estabilidad es que estas partículas presentan cargas superficiales electrostáticas del mismo signo, que hace que existan fuerzas de repulsión entre ellas y les impida aglomerarse para sedimentar.

Estas cargas son, en general, negativas, aunque los hidróxidos de hierro y aluminio las suelen tener positivas.

El tratamiento físico químico del agua residual tiene como finalidad mediante la adición de ciertos productos químicos la alteración del estado físico de estas sustancias que permanecerían por tiempo indefinido de forma estable para convertirlas en partículas susceptibles de separación por sedimentación.

Mediante este tratamiento puede llegar a eliminarse del 80 al 90% de la materia total suspendida, del 40 al 70% de la DBO5 y del 30 al 40% de la DQO.

Para romper la estabilidad de las partículas coloidales y poderlas separar, es necesario realizar tres operaciones: coagulación, floculación y decantación o flotación posterior.

Coagulación

La coagulación consiste en desestabilizar los coloides por neutralización de sus cargas, dando lugar a la formación de un floculo o precipitado.

La coagulación de las partículas coloidales se consigue añadiéndole al agua un producto químico (electrolito) llamado coagulante.

Se pueden considerar dos mecanismos básicos en este proceso:

• Neutralización de la carga del coloide: El electrolito al solubilizarse en agua libera iones positivos con la suficiente densidad de carga para atraer a las partículas coloidales y neutralizar su carga. El efecto aumenta marcadamente con el número de cargas del ión coagulante.

• Inmersión en un precipitado o flóculo de barrido: Los coagulantes forman en el agua ciertos productos de baja solubilidad que precipitan. Las partículas coloidales sirven como núcleo de precipitación quedando inmersas dentro del precipitado.

Si el pH del agua no fuera el adecuado, se puede modificar mediante el uso de coadyuvantes o ayudantes de la coagulación.

Para que la coagulación sea óptima, es necesario que la neutralización de los coloides sea total antes de que comience a formarse el flóculo o precipitado. Es necesario que el reactivo empleado se difunda con la mayor rapidez posible, ya que el tiempo de coagulación es muy corto.

Floculación

La floculación trata la unión entre los flóculos ya formados con el fin aumentar su volumen y peso de forma que pueden decantar. Consiste en la captación mecánica de las partículas neutralizadas dando lugar a un entramado de sólidos de mayor volumen. De esta forma, se consigue un aumento considerable del tamaño y la densidad de las partículas coaguladas, aumentando por tanto la velocidad de sedimentación de los flóculos.

El uso de los floculantes ayuda en el proceso de floculación. Un floculante actúa reuniendo las partículas individuales en aglomerados, aumentando la calidad del flóculo (flóculo más pesado y voluminoso).

La floculación es estimulada por una agitación lenta de la mezcla puesto que así se favorece la unión entre los flóculos. Un mezclado demasiado intenso no interesa porque rompería los flóculos ya formados.

La influencia principal de la temperatura en la floculación es su efecto sobre el tiempo requerido para una buena formación de flóculos. Generalmente, temperaturas bajas dificultan la clarificación del agua, por lo que se requieren periodos de floculación más largos o mayores dosis de floculante.

Decantación o Flotación

Esta última etapa tiene como finalidad el separar los agregados formados del seno del agua.

El agua residual bruta contiene algunas sustancias capaces de sedimentarse en el fondo o flotar en la superficie, si la velocidad del agua llega a ser suficiente baja.

Los tanques de sedimentación (decantadores) disminuyen la velocidad de las aguas residuales para que se produzcan los fenómenos de flotación y sedimentación.

Volver arriba

Aguas del Mare Nostrum S.L. Ciudad de Gibraltar 12. Polígono Industrial Fuente del Jarro, 2ª Fase. 46988 Paterna. Valencia. Spain. Tel. +34 961 320 900 Fax. +34 961 340 004 info@amnsl.com